El desamor

El Desamor
Peor Que Una Enfermedad Física


El desamor es una plaga que está sacudiendo al mundo y volcándolo hacía las enfermedades oportunistas de gran escala. Cuando hablo de esta palabra, no lo hago limitándola a las relaciones de parejas, sino mucho más allá, a las relaciones familiares y de lazos sanguíneos, a esos seres, niños y ancianos, que se ven desprotegidos, pero sobretodo a los enfermos. Por lo que es mucho más serio de lo que pensamos.
 En innumerables ocasiones la Madre Teresa de Calcuta se refirió al desamor y lo describió la peor de las enfermedades, sin dudas ella tenía razón y sólo los que lo viven saben lo que esto puede traer consigo, -no a nivel personal-, sino a nivel de países y  pandemias, porque son nuestras energías como cuerpos humanos, las que emiten y despiden también a la atmosfera, al Universo sus magnetísmos y sus rayos ya sean positivos o negativos los que  se entretejen a nivel mundial y climático. El hombre está resquebrajando el ecosistema de la vida y lo peor es que lo hace desde si mismo con sus pensamientos, sus emociones, la forma de actuar, de decir y trasmitir sus persepciones y actitudes. Los medios informativos a cada segundo dan malas noticias, sobre todo: muertes por asecinatos, asaltos, bombas, guerras, desastres, todo lo que se va grabando en nuestro subconciente, dañándonos o provocando a esos seres de frecuencias bajas para cometer nuevos crímenes. El desamor no está ajeno de todo esto, el desamor es: cuando tratamos a un ser que está anciano con despotismo, cuando nos molesta que se le caigan los alimentos de las manos, cuando no queremos cuidar de ellos (que muchas veces se dedicaron a cuidarnos a nosotros desde que nacimos), el desamor es: cuando le viramos la espalda a un familiar, amigo o paciente enfermo para no vincularnos con su dolor, para no sufrir o porque ya nos nos puede dar lo que nos daba cuando estaba bien y no nos interesa como ser humano. Hay padres, abuelos por millones en el mundo sufriendo por el desamor de hijos, nietos, y familiares queridos que quedan desprotegidos. Hay niños que sufren por el abandono de sus padres, por el abuso infantil, por la forma en que sus padres los tratan, por las palabras hirientes que les dicen y que se quedan como huellas en sus vidas, hay suicidios de jóvenes por desatención de sus seres amados, por mal trato físico y emocional. ¿Como detener esto? ¿es una interrogante?,  al leer mensaje has de sensibilizar tus pensamientos, tus ideas, acerca de que somos nosotros los que construimos y destruimos, no sólo nuestra vidas, sino las de todos los habitantes de la tierra.
El desamor se combate con: la compasión, las buenas ideas, los buenos pensamientos, las buenas acciones y obras a favor de los demás, con el buen trato, con una sonrisa que des a cada paso, dando una palmada de aliento al que esta caído, con tu entrega generosa y otros gestos de misericordía y amor.

Las enfermedades entran al organismo porque nuestras defensas o sistema inmune baja, y cuando más te pueden bajar es: cuando alguien nos desprecia, cuando estamos des-protegidos, o mal tratados, o tememos,  ahora en estos tiempos el Universo está reaccionando ante tanta información negativa lanzada por nuestros medios de comunicación,  hacía la desatención de hijos a padres, padres a hijos, abuelos, niños, jóvenes. No permitamos que cobre fuerza, sé tú parte del aporte de amor a los que necesitan y sufren, no contribuyas al desaliento, a la epidemia del desamor, esto sólo trae dolor, perdidas de vidas y enfermedades.

Podemos hacer un alto, ¿cómo? reconociendo nuestra equivocaciones, pernonándonos y perdonar a los demás, sacar de nuestros cuerpos el deseo de venganza, hacer buenas acciones y obras, sobre todo para terminar este articulo la clave es está:
NO HAGAS A OTRO LO QUE NO TE GUSTARIA QUE TE HAGAN A TI, NO TRATES A NADIE COMO NO TE GUSTARIA QUE TE TRATASEN A TI. LA REGLA DE ORO.