Duelo el paso del tiempo
 

 

Duelo: el paso del tiempo suele ser más efectivo que la terapia
Incluso, en algunos casos puede ser contraproducente y agregar preocupaciones



La psicoterapia o el counseling sólo deberían reservarse para casos complejos, señalan especialistas
• El éxito del tratamiento depende siempre del abordaje

En este mundo tan apegado a la psicoterapia, se suele dar por sentado que casi todas las personas afligidas pueden beneficiarse con las psicoterapias o el counseling, que se emplea para superar situaciones de duelo. Pero tanto la experiencia de los psicólogos, que proveen este tipo de servicios, como una revisión de la bibliografía al respecto, reflejan lo contrario.
.
Diversos estudios sugieren que la mayoría de las personas que sufre la pérdida de una persona amada no necesita ni se beneficia participando en grupos en los que se trabaja el duelo. Estas personas experimentan lo que podría llamarse "reacción normal de aflicción", y los síntomas gradualmente desaparecen entre seis y 18 meses.
.
 

"Sentirse afligido es una carga que asumimos porque somos capaces de amar y de comprometernos con otras personas", dijo el doctor Robert Hansson, psicológico que estudia esta problemática en la Universidad de Tulsa, Estados Unidos. "Es un proceso natural. Duele, pero la mayoría de las personas puede superarlo y seguir."
.
Intervenciones fallidas
.
Un reciente y abarcativo "Reporte sobre la investigación en torno al duelo y al dolor" realizado por el Centro para el Mejoramiento de la Salud, concluyó: "Un creciente cuerpo de evidencia indica que las intervenciones con adultos que no están experimentando formas complejas de aflicción no pueden ser consideradas benéficas en relación con su capacidad para disminuir los síntomas relacionados".

 

El informe señala que hay muy poca evidencia sobre la efectividad de intervenciones llevadas adelante por equipos de crisis que visitan a personas a las pocas horas de haber perdido a un ser querido, de los grupos de autoayuda que buscan fomentar las relaciones de amistad, de los esfuerzos que muestran las formas de superar el dolor, así como muchos otros abordajes terapéuticos que se creían que ayudaban a los dolientes.
.
"De hecho, el informe indica que, en estas personas, el counseling puede a veces empeorar las preocupaciones de las personas que han perdido a un ser querido, sin importar si la muerte fue traumática u ocurrió luego de un largo período de enfermedad", comentó el doctor John Jordan, director del Proyecto Familia Pérdida, de Boston, Estados Unidos.
.
Estos grupos terapéuticos a veces incluyen sólo a un varón en un grupo de mujeres, a una persona joven en un grupo de individuos añosos, o a alguien que acaba de experimentar la muerte de un ser querido junto a otra persona que aún sigue sufriendo, a un año de la pérdida. Además, agrega el informe, el counseling en casos de duelo es aún menos necesario en los momentos inmediatos a la pérdida. Sin embargo, quienes atraviesan ese momento son las personas a las que más se invita a tomar parte de este tipo de terapias.
.
Un momento más adecuado oscila entre los seis y los 18 meses posteriores a la pérdida, en casos en que la persona continúa experimentando un intenso padecer.
.
Incluso en los casos en que estas formas de terapia son necesarias, los beneficios que aporten dependerán del tipo de abordaje terapéutico que se emplee.
.
Por ejemplo, la mayoría de los grupos que trabajan la problemática del duelo se centran en sus aspectos emocionales. Este tipo de abordajes son más útiles para las mujeres. Los varones, por su parte, tiende a experimentar el sufrimiento asociado al duelo en forma diferente, por lo que pueden obtener mayor beneficio de un abordaje que se centre en los procesos de pensamiento.
.
Los amigos más cercanos y los familiares suelen aconsejar a las personas que acaban de sufrir la pérdida de un ser querido que busquen ayuda profesional, ya sea tomando parte de un grupo de autoayuda o mediante psicoterapias individuales.
.
Para el doctor Robert A. Niemeyer, profesor de psicología de la Universidad de Menfis, Estados Unidos, editor científico de la revista Death Studies y jefe del comité que preparó el informe citado en este artículo, dijo en una entrevista: "No todo el mundo necesita lo mismo. Manejar el dolor no es un asunto que se ajuste a todas las personas".
.
Nuevos abordajes
.
El doctor George Bonanno, psicólogo del Colegio de Maestros de Columbia, Estados, Unidos, que las personas que atraviesan un duelo y que evitan naturalmente las emociones no deberían ser forzadas a confrontar su dolor. Incluso tres años después de la pérdida, estas personas no manifiestan ninguna consecuencia traumática.
.
En más de la mitad de los casos, explicó Niemeyer, resultan mucho más útiles que la terapia la empatía y el apoyo emocional que los amigos, parientes y personas del vecindario o del trabajo pueden proveer durante las primeras semanas o meses posteriores al evento.
.
 

Sólo cuando el sufrimiento es "complicado" -intenso y asociado con depresión, de manera tal que interfiere con las actividades cotidianas y las tareas laborales- existe una indicación clara de que se necesita una terapia para abordar el dolor, señaló Niemeyer.
.
El doctor Hansson observó que muchas personas que experimentan este sufrimiento complicado nunca han enfrentado sus pérdidas ni se han permitido a sí mismos elaborar las emociones que naturalmente sobrevienen.
.
Tratar a las personas con estos síntomas es importante porque su sufrimiento irresuelto puede tener serias consecuencias que amenazan su salud: hipertensión, accidentes cerebrovasculares, abuso de drogas y suicidio.
.
"Este tipo de personas puede literalmente morir por su corazón roto", concluyó Niemeyer.
.
Por Jane E. Brody
De The New York Times



 
Puedes bajar libros de autoayuda sobre este tema en la sección Libros




 











 



 
 









Estadísticas de visitas