Que allí donde te encuentres seas un faro de luz.

SER UN GUERRERO DE LA LUZ

"Somos responsables por todo lo que sucede en este mundo. Somos los Guerreros de la Luz. Con la fuerza de nuestro amor, de nuestra voluntad, podemos cambiar nuestro destino y el destino de mucha gente".

Todo guerrero de la luz tuvo miedo antes de entrar en combate.

Todo guerrero de la luz traicionó y mintió en el pasado.

Todo guerrero de la luz falló en sus obligaciones espirituales.

Todo guerrero de la luz dijo si cuando quería negarse.

Todo guerrero de la luz hirió a alguien que amaba.

Por eso es un guerrero de la luz: porque pasó por todo eso y no perdió la esperanza de ser mejor de lo que era".

"Existen derrotas, pero no existe el sufrimiento. Un verdadero guerrero sabe que, al perder una batalla, mejora su arte de manejar la espada. Sabrá luchar con más habilidad en el próximo combate".

"El luchador experimentado soporta insultos: conoce la fuerza de su puño, la habilidad de sus golpes. Mira a su oponente y lo vence sin necesidad de traer la lucha al plano físico Así como el luchador, el guerrero de la luz conoce su fuerza inmensa: jamás lucha con quien no merece la honra del combate".

"Un guerrero acepta la derrota. No la trata de forma indiferente, ni intenta transformarla en victoria. Se amarga con el dolor de la perdida, sufre con la indiferencia y se desespera con la soledad. Pero, después de que pasa todo eso, lame sus heridas y comienza otra vez Un guerrero sabe que una guerra está compuesta por muchas batallas. Y sigue adelante".

"En el Buen Combate, atacar o huir forman parte de la lucha. Lo que no forma parte de la lucha es quedar paralizado de miedo".

"Un guerrero sabe que la perseverancia no tiene nada que ver con la insistencia. Existen épocas en que los combates se prolongan más allá de lo necesario, agotando sus fuerzas y debilitando su entusiasmo. Entonces, se retira del campo de batalla y se da una tregua a sí mismo".

"Quien mejor maneja la espada es aquel que, sin desenvainarla, consigue probar que nadie podrá vencerlo".

"Un guerrero de la luz necesita paciencia y rapidez al mismo tiempo. Los dos mayores errores de una estrategia son: actuar antes de hora o dejar que la oportunidad pase de largo. Para evitar esto, el guerrero trata cada situación como si fuese única y no aplica fórmulas, recetas y opiniones ajenas".


Antes de empuñar la espada, la mano debe localizar al enemigo y saber cómo enfrentarlo. La espada apenas da el golpe. Pero la mano ya es victoriosa o perdedora antes de ese golpe".

"Quien desee hacer frente al Buen Combate tiene que mirar el mundo como si fuese un tesoro inmenso que está allí esperando para ser descubierto y conquistado".

"Sin quererlo, un guerrero de la luz ha dado un paso en falso y se ha hundido en el abismo. Como buscaba el Buen Combate jamás pensó que esto podría sucederle. Envuelto por la oscuridad, se comunica con su maestro.

Maestro, caí en el abismo -dice- Las aguas son profundas y oscuras.

Recuerda, -responde el maestro- lo que ahoga a alguien no es la caída, sino el hecho de permanecer debajo del agua.

Y el guerrero usa sus fuerzas para salir de la situación en que se encuentra".

"No pretendas ser valiente cuando ser inteligente es suficiente".

"El mejor guerrero es aquel que consigue transformar al enemigo en amigo".

"El lenguaje de tu corazón determinará la manera correcta de esgrimir tu espada".

"Un guerrero de la luz sabe que sus victorias, sus derrotas, su entusiasmo y su desánimo, hacen parte del Buen Combate. Un guerrero no trata de ser siempre coherente, aprende a vivir con sus contradicciones".

"El secreto de cualquier conquista es el más simple del mundo: saber qué hacer con ella".

"Un guerrero de la luz cree. Y porque cree en milagros, los milagros comienzan a suceder. Porque tiene la certeza de que su pensamiento puede cambiar su vida, su vida comienza a cambiar. Porque está seguro de que encontrará el amor, ese amor aparece".

"Ningún hombre es una isla. Para luchar en el Buen Combate precisamos ayuda".

"Un guerrero de la luz es capaz de entender el milagro de la vida, de luchar hasta el final por lo que cree y, en ese momento, escuchar las campanas que el mar hace sonar en su lecho".
Un guerrero de la luz no cuenta solamente con sus fuerzas, sino también con la energía de su adversario.

Al iniciar el combate, todo lo que él posee es su entusiasmo y los golpes que aprendió mientras se entrenaba; a medida que la lucha avanza, descubre que el entusiasmo y el entrenamiento no son suficientes para vencer: se necesita experiencia.

Entonces él abre su corazón al Universo y pide a Dios que lo inspire, de manera que cada golpe del enemigo sea también una lección de defensa para él.

Los compañeros comentan: “¡Qué supersticioso es! Paró la lucha para rezar, y respeta los trucos del adversario”.

El guerrero no responde a estas provocaciones. Sabe que, sin inspiración y experiencia, no hay entrenamiento que dé resultado.

 

Paulo Coelho
Manual del Guerrero de la Luz


 

 

 

 


 

Cris Carbone