El Hooponopono



El Hooponopono es una técnica de sanación que nos limpia y libera de todas las energías negativas que tenemos en relación a situaciones, personas, lugares o condiciones, para lograr la paz y armonía en nosotros y nuestro entorno.

Para realizar la limpieza usamos las palabras Lo Siento, Perdón o Perdóname, Te Amo, Gracias

LO SIENTO

Cuando decimos “Lo siento” reconocemos que algo (no importa saber qué) penetró en nuestro sistema cuerpo/mente, hay algo en nosotros que esta generando desarmonía. Comenzamos el proceso de tomar el 100% de toda la responsabilidad de nuestra vida, con un acto de contrición, de arrepentimiento.

POR FAVOR PERDÓNAME

Cuando decimos por favor perdóname, no le pedimos perdón a Dios o a otra persona. Le pedimos perdón a nosotros mismos, a través de la divinidad que existe dentro de nosotros, por haber creado todo aquello que existe en nuestro interior (pensamientos, sentimientos, emociones), que es nuestra realidad.

GRACIAS

Es la máxima expresión de gratitud por el bien para todos los involucrados en la situación o conflicto, es agradecer que la Divinidad tomará el mando manifestando lo perfecto.

TE AMO

Esta palabra nos ayuda a entender que amando esa situación, dolor, persona o lo que sea, es la mejor forma de convertirla en algo positivo en nuestra vida. El amor, es todo lo que existe, ama a tu prójimo como a ti mismo. Pero no podemos amar a otra persona si no comenzamos con nosotros mismos.

O SIENTO POR FAVOR PERDÓNAME GRACIAS TE AMO

Ho'oponopono, la terapia de nombre impronunciable que limpia la memoria
El antiguo método hawaiano de sanación utiliza palabras mágicas para sanar los malos recuerdos. Por Francisca Vargas V.Do. 22 de abril de 2012, 07:00

“Lo siento, perdóname, gracias, te amo”.

Así de simple. Con estas cuatro palabras, que se repiten como una meditación, sirven para limpiar pensamientos erróneos y ciertos patrones de conducta, que serían la base de situaciones dolorosas y de diversos problemas emocionales y físicos. Ho’oponopono significa “corregir un error” o “hacer lo correcto”.
 
La técnica es antigua y está basada en la tradición y creencias hawaianas. Fue descubierta por el Dr. Ihaleakala Hew Len, cuando sanó a un pabellón entero de pacientes criminales y desequilibrados mentales sin siquiera ver a ninguno de ellos.
¿Cómo lo hizo? Según cuenta la historia, el Dr. Len, estudió la ficha de cada persona y luego, miraba a su interior para determinar, cómo él había creado la enfermedad de esa persona. Entonces, él mejoraba y su paciente también.

“Cuando limpiamos corregimos el error y el problema deja de existir y empezamos a ver cómo un proceso de corregir errores puede cambiar nuestras vidas, nuestras familias y nuestra comunidad”, dice Paulina Beyer, colaboradora de Mabel Katz, la conferencista internacional de Ho'oponopono y discípula del Dr. Hew Len por más de 13 años.

 (hooponoponoenchile@gmail.com)  

Es por eso que la técnica sirve para limpiar las memorias y pensamientos que se tienen y que crean la realidad en que se vive. Es decir, pone el énfasis en que cada persona es responsable de lo que vive y cómo lo vive.

Por ejemplo, si se tiene pensamientos o memoria de depresión es lo que se tendrá en la vida.

Su objetivo es traer paz y equilibro de una manera simple y efectiva a través de un proceso de arrepentimiento, perdón y transmutación, que se da al intencionarlo repitiendo las cuatro palabras. “Es una forma de dar permiso a esa parte nuestra interna sabia, para que no solamente borre lo que no funciona en nuestra vida, sino que atraiga aquello que es perfecto y correcto, y que nosotros no sabemos qué es”, añade Paulina Beyer.

¿Cómo funciona?

Ho’oponopono funciona repitiendo las palabras mágicas: “Lo siento, perdóname, gracias, te amo”, por qué, según explican, abren el Ser a la Divinidad para que lo limpie y borre todos los programas que impiden estar aquí y ahora.

“Es una meditación de 24 horas al día, 7 días a la semana, todo el año. Es siempre volver al vacío, donde están todas las respuestas y las soluciones a nuestros problemas”, comenta la colaboradora de Katz.

Al repetir “lo siento” no se habla de culpa ni pecado sino de ser responsable de esa memoria interna que atrae problemas. “Perdóname” pretende la reconciliación consigo mismo por haber traído una situación dolorosa. “Te amo”, transmuta la energía bloqueada y permite que siga fluyendo y “gracias”, expresa la fe, en que todo será resuelto de la mejor manera para los involucrados.

“Al hacer el Ho’oponopono se neutraliza la energía que asocias a una determinada persona, lugar o cosa, donde no es necesario revivir ningún sufrimiento, no importa saber el porqué del problema, de quién es la culpa, ni su origen”, explica la facilitadora.

Lo interesante, es que la técnica recuerda que lo que se ve en otros, también está en uno y por eso que la curación es una auto-curación.

Desde esa perspectiva, la técnica llama a “soltar” cualquier situación y dar las gracias, porque aseguran, eso automáticamente coloca a la persona por encima de los problemas.

“El dolor es inevitable, pero el sufrimiento es optativo, los problemas son oportunidades pero sufrir por ellos es optativo”, afirma Paulina Beyer.

En ese sentido, esos problemas serán simplemente memorias repetidas en el subconsciente y lo que hará el Ho'oponopono será borrarlas y reemplazarlas por inspiraciones que llevarán a una vida más plena.

Para conocer más sobre la técnica de autosanación, Mabel Katz, autora del libro “El Camino Más Fácil”, dictará un seminario los primeros días de mayo en el país (www.hooponopono.cl)

Aunque también es posible encontrar videos y textos íntegros del Ho'oponopono en Internet y aprender rápidamente, cómo practicarlo.
 




            
            
            
            

 

http://www.criscarbone.com.ar



imagen central: © Eva Volik
© Brisa Diseños