LA HONESTIDAD
 

 

 

Ser honesto es ser real, es ser genuino, auténtico, objetivo.

La honestidad expresa respeto por uno mismo y por los demás y siembra confianza en uno mismo y en aquellos quienes están en contacto con la persona honesta.

La persona honesta vive lo que predica y habla lo que piensa, es coherente con lo que dice, hace y piensa.

La honestidad consiste en decir toda la verdad a quien corresponde, de modo oportuno y en el lugar correspondiente.

Decir la verdad no implica ser irrespetuoso con nadie. La persona que miente se hace un daño a sí misma.

Ser honesto es ser transparente; es necesario desprenderse de las máscaras que el ser humano se pone para defenderse, para ocultar sus inseguridades o miedos. El recelo y la agresividad, son algunas de estas máscaras.

Una persona deshonesta aparenta lo que no es, por ejemplo, aparenta virtudes que no tiene.

Una persona honesta no se preocupa por lo que los demás piensen de ella, vive en paz.

Una persona honesta no justifica o excusa sus actos, medita sobre ellos para corregir sus errores.

Hay que tomar la honestidad en serio, estar conscientes de cómo nos afecta cualquier falta de honestidad por pequeña que sea… fundamental para las relaciones humanas, para la amistad y la auténtica vida comunitaria.

Ser deshonesto es ser falso, injusto, impostado, ficticio.

el encubrimiento: es una disposición a vivir en la oscuridad.

La honestidad, en cambio, impregna la vida de confianza, sinceridad y apertura, y expresa la disposición de vivir a la luz, la luz de la verdad.

POR LO TANTO VIVIR EN LA HONESTIDAD

ELEVA TU FRECUENCIA VIBRATORIA

SE HONESTO EN TODO MOMENTO Y

ELEVA EL ESPÍRITU

ELEVA EL ALMA

ELEVA TU DIA

SIENTE BIEN CONTIGO...

ERES EL CAMBIO....

TU PUEDES!

 

 


           
           

 

                   
                   
            

       

                   
 



© Brisa Diseños - Copyright, Enero 2012

Cris Carbone


Estadisticas de visitas